Lo que todas las mamás deberían saber sobre los colores intensos en la habitación del bebé

Estás muy ilusionada con la llegada de tu bebé y pensando, o preparando ya, su nueva habitación. Tienes la cabeza como un bombo, con tantos objetos bonitos e ideas chulas que vas viendo en Pinterest y en los blogs de decoración. Hay tantas opciones que no sabes por dónde empezar. Te gustan los colores chillones, pero ¿será esto adecuado para un bebé? Quizás mejor utilizar tonos neutros y relajantes, a ver si el pobre no va a poder dormir con tanto colorido.

Me encuentro muchas veces con mamás que no quieren poner muchos contrastes en la habitación de sus bebés porque piensan que esto les perjudica. Que tanto estímulo les pondrá nerviosos y no podrán dormir. Pero este pensamiento no tiene fundamento y te voy a explicar por qué.

Los bebés no pueden diferenciar los colores hasta muchos meses después de nacer

Lo que has oído. No hay ningún estudio que diga que a un bebé le perjudiquen los colores fuertes en ningún sentido, más bien al contrario. Un bebé recién nacido no puede diferenciar los colores. La vista es el sentido que más lentamente madura. No es capaz de enfocar ni de ver los objetos a más de 30 cm. de distancia. Sólo ve a su mamá y eso es más que suficiente.

A partir de los tres meses el bebé es capaz de diferenciar pero de manera poco nítida. Le atraen sobre todo los colores fuertes y contrastados. A los seis meses el bebé empezará a ver claramente los colores más intensos (rojo, verde, azul, negro, etc) y a partir del año y medio empezará a apreciar el resto de colores.

Numerosos estudios demuestran que las formas y los colores son la mejor manera de estimular a un bebé. Por eso los juguetes son tan coloridos, incluso los destinados a recién nacidos.

Desde el nacimiento la estimulación visual y auditiva del niño es tan importante como la motriz, ya que a pesar de que sólo detecta los objetos a muy poca distancia, un entorno lleno de colores le incitará a realizar sus primeros pasos en la vida y contribuirá de forma positiva a su desarrollo cognitivo.

Cuando un bebé se siente sobreestimulado, su reacción es quedarse dormido para protegerse. Así que no te debe preocupar que el exceso de color de su habitación le quite el sueño. Si el niño está cansado se dormirá, con colores o sin ellos.

¿En qué debes basarte entonces a la hora de decorar la habitación de tu bebé?

Aparte de que la estimulación visual es importante para el bebé desde que nace, piensa otra cosa. La realidad es que tu bebé pasará, al menos, sus primeros cuatro meses de vida en la habitación de sus papis. O eso suele ser lo habitual. Y ya te digo desde la experiencia que después de cuatro meses es difícil desengancharse, sobre todo si le das el pecho. Así que es muy probable que pase más tiempo durmiendo en tu cuarto.

Por tanto, aunque lo ideal sería elegir los colores que más le gusten al niño, de momento el pequeñín no va a poder opinar. Así que ¿por qué no arriesgar un poco? Si te encantan esas habitaciones llenas de color que ves por internet, adelante. Lo importante es que la habitación que prepares vaya contigo, que te sientas feliz en ella pensando que has conseguido la habitación más bonita del mundo para tu peque.

Y no quiero decir, ni mucho menos, que tengas que poner la habitación de tu bebé con vivos colores. Si a ti te gusta el estilo clásico con colores neutros, sin duda tienes que ir por ese camino. Hay habitaciones preciosas todas blancas o con pocos contrastes. Lo único que digo es que si eres de las que te gustan las habitaciones eclécticas, llenas de color, de objetos que provienen de los lugares más insospechados, adelante. No hay ninguna razón real para optar por algo más neutro sólo porque tu bebé sea un ser diminuto. En muy pocos meses a él también le encantarán los colores.

Mi consejo es que pienses más allá. Trata de crear una habitación infantil, no una de bebé. En muy poco tiempo, menos del que piensas, el bebé andará, lo cogerá todo y dirá sus primeras palabras. ¿Cuánto tiempo va a pasar en la habitación siendo bebé bebé? ¿Unos meses? Evidentemente hay elementos que estará sí o sí, como la cunita o el cambiador. Pero son elementos fácilmente sustituibles cuando el bebé crezca.

También piensa en lo que te gustaba a ti de pequeña o al papá, si el bebé es niño. ¿Qué colores te hubiera gustado que tuviera tu habitación? ¿Qué objetos? ¿Qué motivos? Así quizás te resulte más sencillo elegir.

Si es lo que te va, elige decorar la habitación de tu bebé a todo color

Ahí va un poco de inspiración a todo color. Piensa en las cosas que ya tienes en casa y puedes reutilizar en la habitación de tu bebé o reciclar. Quizás dándole una manita de pintura o añadiendo algún pequeño detalle.

¿Y tú? Eres de colores neutros o de “a todo color”? Cuéntamelo dejando un comentario.

Regístrate

Anuncios

4 pensamientos en “Lo que todas las mamás deberían saber sobre los colores intensos en la habitación del bebé

Me encantan tus comentarios. Déjame uno.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s