4 problemas con tu máquina de coser relacionados con la tensión del hilo y cómo resolverlos

La tensión de los hilos de tu máquina de coser es uno de esos puntos que te suelen dar “respeto”. Y es normal cuando una es relativamente nueva en esto de la costura. Has leído sobre ello en el manual de instrucciones de tu máquina de coser y sabes que tienes una ruedita para regularla. Pero no acabas de entender cómo funciona o para qué sirve y no te atreves a tocarla por si “te cargas algo”.

Para perder el miedo a cualquier cosa, primero hay que conocerla. Y yo voy a hacerte perder el miedo a la tensión de tu máquina de coser en unos pocos minutos.

¿Qué es la tensión de la máquina de coser?

Como ya sabes, tu máquina de coser utiliza dos hilos para poder coser. Uno es el del carrete de hilo que colocas en la parte superior de la máquina y que enhebras en la aguja. Este hilo es el que queda por la parte de arriba de la tela cuando coses. El otro es el de la canilla que va insertada en la parte inferior de la máquina. Este hilo es el que queda en la parte de abajo de la tela cuando coses. Estos dos hilos se entrelazan justo en el medio (entre las dos capas de tela que estás cosiendo). O eso es lo que debería pasar si la tensión de los hilos es la correcta. Cuando la tensión está desequilibrada, estos hilos se entrelazan por arriba o por abajo, dejando ver el hilo de abajo por arriba o viceversa.

La tensión del hilo no es otra cosa que la resistencia del hilo al coser. Es como si tú cogieras un trozo de hilo de unos 30 cm con las dos manos y tiraras de ambos extremos. Si tiras muy fuerte, habrá más tensión en el hilo, incluso puede romperse. Si tiras menos, el hilo tendrá menos tensión. Y si no tiras, el hilo caerá lacio por su parte central. Pues lo mismo ocurre con los dos hilos de la máquina de coser. Deben tener una tensión adecuada para que al coser la puntada quede bien. Y esa tensión debe ser la misma tanto en el hilo superior como en el inferior. Cuando eso ocurre se dice que la tensión está equilibrada y lo sabrás porque la línea de puntadas ser verá igual por un lado que por el otro de la tela.

Hay varios elementos de la máquina de coser que le confieren tensión al hilo.

Hilo superior:

– El principal elemento de tensión son los discos de tensión. Verás que tu máquina de coser tiene dos o a veces tres discos entre los cuales pasa el hilo. La cantidad de hueco que hay entre esos discos se controla con la rueda de tensión. Esta rueda tiene unos números. Cuanto más bajo es el número, más separados están los discos entre sí y, por tanto, menos tensión ejercerán en el hilo. Cuanto más alto es el número, más juntos están los discos entre sí y mayor será la tensión del hilo.

Discos de tensión de tu máquina de coser

Algunas máquinas electrónicas modernas regulan la tensión de este hilo de manera automática, por lo que no hay que tocarla.

– Guías del hilo. El hilo superior, en su camino hasta la aguja, pasa por varias guías (además de los discos) que le confieren algo de tensión. En la foto a continuación te muestro los de mi máquina de coser. En la tuya será algo muy parecido (más moderno seguramente). Es imprescindible que el hilo pase por todos y cada uno de los puntos que indica la máquina. En las máquinas modernas suelen estar indicados los pasos en la misma máquina, pero también lo puedes consultar en el manual.

Guías del hilo de tu máquina de coser

Hilo inferior:Cápsula portacanillas de tu máquina de coser

– El hilo inferior está bobinado en una canilla que se inserta en una cápsula. Esta cápsula, a su vez se inserta en la parte inferior de la máquina de coser. Puede que en tu máquina esta cápsula esté unida a la máquina y no la puedas extraer. Sea como sea, el hilo de la canilla tiene que pasar por una especie de resorte que se encuentra en la cápsula. Este resorte permite que salga simultáneamente la misma cantidad de hilo de la canilla que del carrete, consiguiendo así una puntada simétrica y equilibrada.

 

¿Por qué es importante la tensión en la máquina de coser?

Ahora que ya conoces dónde están en tu máquina de coser todos los puntos que le confieren tensión al hilo, tienes que saber por qué es importante la tensión en la máquina de coser. Y no sólo es importante que los dos hilos tengan la misma tensión, sino que la tensión sea la adecuada para lo que estás cosiendo.

¿Te suena alguno de estos problemas?

  • La costura te queda como fruncida o con pequeñas arruguitas y el hilo se rompe si tiras de ella intentado aplanarla
  • La costura queda como con huecos. Parece que las dos telas que has cosido se separan dejando ver el hilo entre ellas.
  • La línea de puntadas no se ve bonita, parece que hubiera como pequeños nudos entre una puntada y otra
  • Se forman nudos en el hilo en la parte superior de la tela
  • Se rompe el hilo superior cuando coses

Hay que señalar que en muchas ocasiones tendemos a asociar cualquier problema que tenemos a la hora de coser con un problema en la tensión, pero en muchos casos no es así. Básicamente una incorrecta tensión de los hilos ocasionará problemas relacionados con cómo queda la puntada y la costura que estás cosiendo. Sigue leyendo para aprender a diferenciarlos y a resolverlos.

Por tanto una equilibrada tensión de los hilos de la máquina de coser es fundamental para obtener costuras fuertes, elásticas y duraderas. Y para que la puntada quede simétrica y bonita.

Cómo resolver los problemas de tensión del hilo de tu máquina de coser

Si detectas alguno de los anteriores problemas es probable que se deba a un desequilibrio en la tensión de los hilos de tu máquina de coser. Te voy a enseñar los pasos que debes dar para saber si esa es la causa y para resolverlo.

En primer lugar debes asegurarte de que los problemas de tensión no son por otros motivos ajenos a la tensión en sí, como que la máquina esté sucia. Sigue los siguientes pasos y en un 95% de los casos resolverás el problema que estés teniendo:

  1. Con un cepillo que probablemente viene con tu máquina de coser, limpia bien el polvo y pelusillas de debajo de la placa de la aguja, la zona donde está insertada la cápsula de la canilla, la propia cápsula y entre los discos de tensión.
  2. Coloca una nueva aguja del tipo que uses habitualmente. A veces un pequeño defecto invisible en la aguja puede causar problemas.
  3. Vuelve a enhebrar tu máquina de coser cuidadosamente, siguiendo todos los pasos que indica el fabricante y sin saltarte ninguna de las guías del hilo. Si tu máquina está mal enhebrada, nunca lograrás tener la tensión del hilo adecuada.
  4. Elige dos hilos de igual marca, grosor y material pero de diferente color (que contrasten). Elige el que sueles utilizar más frecuentemente en tus proyectos, preferiblemente de un grosor normal.
  5. Utiliza uno de los hilos para la canilla, asegurándote de que la canilla está bien bobinada. Esto también es importante. Inserta la canilla dentro de la cápsula asegurándote que está girando en la dirección que recomienda el fabricante (dirección de las agujas del reloj o al contrario). Para comprobarlo busca tu manual y probablemente encontrarás una ilustración que te muestra cómo hacerlo.
  6. Utiliza el carrete del otro hilo para colocarlo en el portahilos. Si tu máquina de coser tiene portahilos horizontales y verticales, es mejor usar el horizontal si el carrete tiene el hilo bobinado diagonalmente. Si el carrete tiene el hilo bobinado paralelamente, mejor utiliza el portahilos vertical.
  7. Coge dos trozos iguales de tela de prueba, mejor sin elasticidad y de grosor fino pero no demasiado. Únelas cosiendo una línea recta normal a velocidad media, sin tocar la tensión que tengas y con el largo de puntada que utilizas habitualmente.
  8. Ahora observa la línea cosida por delante y por detrás de la tela, así como la costura.

Enhorabuena, tu máquina no tiene ningún problema

Las puntadas se ven simétricas, y la línea es igual por delante y por detrás. Sólo se ve el hilo del color que le corresponde en cada uno de los lados de la tela. Al abrir la costura y tirar un poco de ambas telas verás que están bien unidas con una costura fuerte y ligeramente elástica.

Puntadas con la tensión equilibrada de tu máquina de coser

En este caso no tienes ningún problema de tensión en tu máquina. Si antes de hacer todos los pasos lo tenías, se ha resuelto con esas sencillas medidas básicas. Deja la tensión tal y como está.

PROBLEMA DE TENSIÓN 1Tensión demasiado fuerte de tu máquina de coser

Por la parte superior de la tela puedes ver el hilo de abajo después de cada puntada. En este caso la tensión del hilo superior está demasiado fuerte o bien la tensión del hilo inferior está demasiado floja.

 

SOLUCIÓN:

La rueda reguladora de la presión de los discos debería estar más o menos en el medio. Si está más alta, baja un punto la tensión y vuelve a hacer una puntada de prueba. Si el problema persiste baja un poco más la tensión. Sigue probando hasta que el problema se resuelva.

Si a pesar de haber bajado la tensión de los discos el problema persiste, colócala en la mitad aproximadamente y saca la cápsula de la canilla para ajustar su tensión. Verás que tiene un pequeño tornillo con una hendidura. Vamos a apretarlo un poco para aumentar la tensión. Para ello utiliza el pequeño destornillador que viene con tu máquina de coser (u otro). Gíralo ligeramente en el sentido de las agujas del reloj y haz una prueba. Si es necesario apriétalo un poco más, hasta que el problema quede resuelto. Ve apretando a poquitos.

Si no se puede sacar la cápsula de tu máquina de coser, puede costarte un poco más encontrar el tornillo y hacer los ajustes. Aún así inténtalo. Si no puedes, tendrás que intentar ajustar la tensión usando sólo la rueda de tensión.

PROBLEMA DE TENSIÓN 2Tensión demasiado floja de los hilos de tu máquina de coser

Por la parte inferior de la tela puedes ver el hilo de arriba entre puntada y puntada. La tensión del hilo superior está demasiado floja o bien la tensión del hilo inferior está demasiado fuerte.

SOLUCIÓN:

Al igual que en el caso anterior, la presión de los discos debería estar más o menos en el punto medio. Si está más baja, sube un punto y vuelve a hacer la prueba. Si le problema persiste sube un poco más la tensión. Sigue probando hasta que el problema se resuelva.

Si el problema persiste, coloca la rueda de tensión en la mitad aproximadamente y saca la cápsula de la canilla para aflojar su tensión. Gira el pequeño tornillo ligeramente en el sentido contrario de las agujas del reloj y haz una prueba. Si es necesario aflójalo un poco más, hasta que el problema quede resuelto.

PROBLEMA DE TENSIÓN 3Tensión desequilibrada de los hilos de tu máquina de coser

Por arriba de la tela sólo ves el hilo superior y por debajo el inferior pero las puntadas parecen estar muy apretadas, formando pequeños frunces o pliegues en la costura. En ese caso tanto el hilo inferior como el superior tienen la tensión demasiado fuerte.

SOLUCIÓN

Afloja primero un poco la tensión de los discos y después haz lo mismo con la tensión de la canilla, tal y como te he explicado antes. Hazlo poco a poco y haciendo pruebas en la tela hasta que consigas el resultado deseado.

PROBLEMA DE TENSIÓN 4Tensión demasiado floja de los hilos de tu máquina de coser

Por arriba de la tela sólo ves el hilo superior y por debajo el inferior pero al abrir la costura y tirar un poco de las telas esta se abre, dejando ver los hilos que van de una tela a otra. Esto es porque tanto el hilo inferior como el superior tienen la tensión demasiado floja.

SOLUCIÓN

Aumenta primero un poco la tensión de los discos y después haz lo mismo con la tensión de la canilla, tal y como te he explicado antes. Hazlo poco a poco y haciendo pruebas en la tela hasta que consigas el resultado deseado.

Si tu máquina de coser ajusta de manera automática la tensión del hilo superior debes intentar resolver estos problemas ajustando únicamente la tensión del hilo inferior.

Pero Paula, después de seguir todos tus pasos ¡sigo teniendo problemas de tensión con mi máquina de coser!

Bien amiga, me temo que es el momento de llevar tu máquina al taller, para que le hagan una revisión y puesta a punto.

Algunos consejos más para ayudarte a controlar la tensión de tu máquina de coser

En este post has entendido qué es la tensión de los hilos de la máquina de coser y cómo saber si no está bien equilibrada. Has aprendido a detectar algunos problemas relacionados con la misma y cómo resolverlos. Me gustaría, por último dejarte algunos consejos más:

  • Si usas un soporte para los conos grandes haz las pruebas con él puesto ya que este también incrementa la tensión del hilo superior
  • Haz un mantenimiento de tu máquina frecuente. Límpiala, cambia las agujas y usa nuevas canillas
  • Puedes usar una lupa de aumento para poder bien las puntadas
  • Intenta siempre resolver los problemas de tensión cambiando primero la tensión del hilo superior
  • Una vez equilibrada la tensión, puede ser buena idea apuntar en tu manual cómo está ahora tu máquina de coser. Apunta el hilo que has usado, la puntada, el tipo de tela, la tensión de los discos y un dibujo de la posición del tornillo de la cápsula porta-canillas. De esta manera podrás volver a ajustarla más adelante sin tener que volver a hacer todas las pruebas.
  • La tensión adecuada de tu máquina de coser va a depender del hilo que estés utilizando. Un hilo de más grosor lógicamente ejercerá una resistencia mayor y su tensión será mayor que un hilo más fino. Cuando vayas a utilizar otro tipo de hilo, por ejemplo, más grueso, prueba primero si puedes ajustar la tensión moviendo únicamente la rueda de tensión. Si ves que tienes que modificar también la tensión inferior, puedes utilizar una cápsula nueva. Ajusta el tornillo para conseguir la tensión adecuada y usa esta cápsula con este tipo de hilo. Para ajustarla tendrás que volver a hacer los pasos anteriores, usando el mismo tipo de hilo arriba y abajo. De esta manera tendrás tu cápsula lista para el hilo que usas más frecuentemente sin tener que cambiar la tensión cada vez que cambias de hilo. Puedes apuntar también los parámetros de tensión de ese otro hilo más grueso para futuros ajustes.

Ahora que te he contado todo esto me encantaría saber qué problema de tensión de tu máquina de coser te has encontrado tu y como sonseguiste resolverlo. Cualquier truco o aportación nueva son siempre útiles para todas.

Suscríbete para recibir por email todas las clases

Anuncios

4 pensamientos en “4 problemas con tu máquina de coser relacionados con la tensión del hilo y cómo resolverlos

Me encantan tus comentarios. Déjame uno.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s