Cómo conseguir coser tus propias prendas si tu nivel es cero

Cuando te ha picado el gusanillo de la costura, te ha picado y ya no hay escapatoria. Te encanta, has conseguido aprender a manejar tu máquina de coser y ahora lo que quieres es ponerte a hacer toda esa ropita para tus peques que  se te pasa por la cabeza. Tienes mil ideas pero no sabes cómo llevarlas a la práctica.

4 vías para aprender a coser tus propias prendas

¿Cómo puedes avanzar? Hay muchas maneras de seguir aprendiendo y todo depende de la paciencia, tiempo y presupuesto que tengas.

1. Tutoriales gratuitos:

Esto es lo primero a lo que todas acudimos. Internet está lleno de tutoriales de cualquier cosa que quieras hacer. Es genial. Pero te vas a encontrar de todo, cosas muy buenas y cosas muy malas. ¿Cómo puedes saber si ese tutorial es bueno o no? A no ser que sea de una persona muy reconocida en el sector y estés segura de que sabe de lo que habla, no puedes saberlo.

¿Cuántas veces te ha pasado esto? Te pones a seguir un tutorial para confeccionar una prenda y te pierdes y te desesperas. No sabes qué aguja tienes que usar, si tienes que cambiar el prensatelas, dan por hecho muchas cosas. Les preguntas dejando un comentario y no tienen tiempo para responderte porque están hasta arriba.

Lamentablemente, esto pasa en muchas ocasiones. Lo sé porque lo he vivido. Y además de haber perdido un tiempo precioso y de desmotivarte, sigues como cuando empezaste. No has avanzado nada.

Este método de aprendizaje requiere:

  • Altísimas dosis de paciencia
  • Mucho tiempo libre
  • Nada de dinero

Y el resultado no está asegurado, aunque hay gente a la que le va muy bien así. Yo misma lo uso en muchas ocasiones como complemento o como inspiración.

2. Libros:

Yo suelo ir mucho a la biblioteca y a las librerías, por puro placer. Me encanta leer y soy feliz entre libros. Por tanto miro mucho los libros de costura y de patronaje. Yo he aprendido cosas a través de los libros.

Pero para serte sincera me parece improbable que vayas a aprender a hacer tus primeras prendas con los libros. Los libros suelen ser bastante genéricos o bien suelen explicarte algunas técnicas sueltas a través de fotos o ilustraciones poco claras o  difíciles de seguir si no sabes nada.

Algunos libros vienen con patrones, muy sencillos incluso. Pero me suelo encontrar con instrucciones muy poco detalladas de cómo coser la prenda. Vamos, que tienes que saber de antemano sobre confección.

Yo veo los libros para complementar tus conocimientos previos, pero no como un método de aprendizaje eficaz partiendo de cero.

Este método de aprendizaje requiere:

  • Altas dosis de paciencia
  • Bastante tiempo para ir mirando y buscando hasta encontrar algo que te sirva.
  • Inversión media o nula si acudes a la biblioteca.

El resultado tampoco está asegurado.

3. Talleres y clases de costura

Esta es, sin lugar a dudas, la forma más profesional pero costosa de aprender a hacer tus propias prendas. Pueden ser en un lugar físico o si no tienes tiempo o acceso a este tipo de formación, puedes buscar online. A mí me encanta formarme online.

Un taller es un pequeño cursillo de poca duración. En un taller te van a enseñar a hacer una prenda en concreto, pero después, en tu casa, te vas a encontrar en las mismas. Tendrías que ir haciendo diferentes talleres, incrementado poco a poco tu nivel.

Sin embargo en un curso de costura, de más larga duración, vas a aprender un montón de técnicas de confección que luego vas a poder aplicar en tu casa una y otra vez. Es, bajo mi punto de vista, la mejor manera de aprender. Pero también es cierto que va a ser la más cara y el aprendizaje será más lento, pero seguro.

Este método requiere:

  • Bajas dosis de paciencia ya que tendrás siempre un profesor cualificado para resolver tus dudas. No tendrás esa sensación de frustración que te proporcionan los tutoriales gratuitos en ocasiones.
  • Poco tiempo, incluso si tienes que desplazarte a un lugar físico, comparado con el tiempo que tendrías que dedicar a aprender lo mismo a través de tutoriales gratuitos.
  • Requiere de un presupuesto alto si no quieres quedarte en aprender a hacer una sola cosa.

Si te lo tomas en serio el resultado está asegurado.

4. Patrones comerciales con paso a paso

Los patrones comerciales, bien elegidos, son para mí la manera más eficaz, rápida y barata de aprender a hacer tus propias prendas. Yo he aprendido mucho a través de patrones comerciales.

Si te estás preguntando qué es exactamente un patrón comercial te diré que se trata de un patrón que compras para hacer una prenda en concreto. Incluye el patrón en varias tallas y (normalmente) instrucciones para que la puedas hacer, así como otros recursos que te ayudan: tablas de medidas, indicaciones para cortar la tela, etc.

“¿Patrones comerciales? todavía ni me he atrevido con ellos, creo que me queda mucho aún para llegar a ese punto”.

¿Cuántas veces habré oído esto? Si tú también lo piensas, estás equivocada. Yo misma logré hacer mi primer vestido para mi hija a través de un patrón comercial, sin haber tocado prácticamente antes la máquina de coser y con un nivel basiquísimo. Y lo logré. Y descubrí el poder de los patrones comerciales. Eso sí, tuve primero que pelearme para entender un montón de cosas que contiene un patrón comercial y que yo no entendía.

Este método de aprendizaje requiere:

  • Bajas dosis de paciencia ya que irás al grano.
  • Poco tiempo, ya que lo harás desde tu casa, en el momento que te vaya mejor y sin perder tiempo en el camino.
  • Bajo presupuesto, ya que los patrones de los que yo te hablo rondan entre lo 6-18€ dependiendo si son en pdf o físicos.

Los resultados están asegurados, pero no caigas en el mismo error que yo.

Esto es lo que necesitas para poder sacarle toda la chicha a los patrones comerciales y no bloquearte

Para poder realmente aprender a través de los patrones comerciales sin correr el riesgo de frustrarte y rendirte, tienes que partir de las siguientes premisas:

  1. Los patrones de las revistas no valen. Necesitas patrones comerciales con el paso a paso muy detallado para hacerlo.
  2. Necesitas antes entender todos los símbolos de un patrón y cómo se utilizan. Una vez que les pierdas el miedo y los entiendas, es pan comido y puedes hacer uno detrás de otro e ir aprendiendo diferentes técnicas cada vez más complejas.
  3. Tienes que saber elegir los adecuados para tu nivel

Si quieres resolver estos tres puntos de una vez para después poder ir aprendiendo y disfrutando con los patrones comerciales, tengo un curso con el que lo lograrás:

“Cómo transformar tu miedo a los patrones comerciales en claridad y diversión”.

Con él no sólo lograrás entender a la perfección un patrón comercial sino que tendrás ya el primero para ir poniéndolo en práctica y terminarás el curso con una prenda terminada.

¿Y tú? ¿Cuál es el método que has utilizado o que utilizas para aprender a coser? Cuéntamelo en los comentarios.

Anuncios

2 pensamientos en “Cómo conseguir coser tus propias prendas si tu nivel es cero

Me encantan tus comentarios. Déjame uno.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s